Blog de comprarseguidoresya

Elite Bloguera y su decadencia

Con el nacimiento y la próximo formación de la revolución 2.0, hogaño consolidada, creo que se conformó, al salvo en España, una elite bloguera que, por su sabiduría de lo que se estaba gestando, se creyó más nómina que ausencia y se acabó endiosando. No sé si pertenezco hoy tururú a ese partida (eso hogaño lo dejo a deleite de cada cuál), sin embargo sí tengo una impresión mediano avanzada de decadencia. 

 Los blogueros llegamos a encomendar que podíamos variar (para mejorar) el universo a través de nuestros escritos y de la democratización que herramientas como Twitter han supuesto en la vivientes de contenidos. Estábamos convencidos de que en Internet se estaba gestando una revolución que iba a transfigurar las estructuras de la formación, empezando por las políticas. 

 Confíamos en una informe economía, basada más en lo digital que en la elaboración convencional, que iba a dominar en opulencia a los gurús. También estábamos convencidos de que la escape de la Red iba a impulsar una información democracia que estaría liderada por blogueros y tuiteros, los únicos que habían asumido el cambio social y democrático que se estaba produciendo. 

 ¿Pero qué es lo que en realidad ha ocurrido? Muy poquito de eso que aventurábamos con nuestra fantasía repleta de bits y que creíamos gozar con unas lentes más virtuales que otra cosa. Lo que ha ocurrido es que la guerrilla española sí pedía cambios pero que lo hacía en capital más ya excepto clásicos, como la carretera (11M) presente la tele (Podemos). 

 Me da delegación admirar que la viejo reivindicación de los gurús del social media es ahora la tasa Google, al margen del blog-trip o de la marca patrocinadora de turno. Los políticos se han hecho tuiteros, sí, pero no ha sucedido al revés. La revolución la hemos visto en directo (y la hemos contado) pero no la hemos protagonizado. 

 A nivel económico tampoco las cosas han cambiado demasiado. Quizás en Silicon Valley lo vean con otro prisma, pero en nuestro ámbito los social media han servido como mucho para dar más trabajo (y oportunidades) a los hoteles que quieren vigilar los comentarios de sus clientes en webs como Tripadvisor. La economía española sigue basada en las mismas fábricas y en los mismos turistas. Aquí no ha cambiado nada.


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: